Ignacio Colmenares

 

Junta General de Accionistas 2015

Discurso de Ignacio de Colmenares

Vicepresidente y consejero delegado de Ence

 

 

 

Muchas gracias Presidente.

Señoras y señores accionistas, señores consejeros, queridos amigos,… muy buenos días a todos y muchas gracias por su asistencia.

Como en años anteriores, constituye para mí una gran satisfacción comparecer ante esta Junta General de Accionistas, para informarles detenidamente de la evolución de Ence durante el ejercicio 2014.

Como lo ha calificado el presidente, un ejercicio muy difícil, pero que, gracias a las rápidas decisiones que tomamos para afrontar el golpe de la reforma eléctrica, podemos hoy afirmar que Ence ha entrado en una nueva etapa, que estoy convencido  será altamente fructífera para sus accionistas.

En mi informe sobre la evolución de nuestros negocios durante 2014, debo referirme, en primer lugar, a la transformación acometida en nuestro complejo industrial de Huelva. Como les adelantaba el Presidente, el cese de la producción de celulosa y de la cogeneración en estas instalaciones, ha condicionado profundamente nuestras cifras operativas.

La drástica reducción de la retribución provocó una fuerte pérdida de competitividad de la fábrica de celulosa de Huelva.

Al recorte impuesto a la cogeneración, se unían otros factores como la escasez estructural de madera en Huelva y la ineficiencia en costes de las instalaciones. En consecuencia, la fábrica arrojó importantes pérdidas durante tres trimestres consecutivos. Esta situación nos llevó en el mes de septiembre a tomar la decisión de transformar el complejo en un centro especializado en la generación de energía con biomasa.

Esta medida ha constituido un hito clave dentro de nuestro plan para afrontar el impacto de la injusta reforma eléctrica del Gobierno. Una medida que ha aportado desde entonces, como veremos más adelante, una importante mejora de nuestro EBITDA.

El cese de Huelva ha tenido impacto directo sobre los volúmenes y los orígenes de la compra de madera. Así, el consumo de madera de Ence disminuyó en un 12% en el ejercicio.

Durante el año hemos seguido incrementando el peso de las compras en pie, dentro de nuestra estrategia de impulsar la compra directa de madera, como vía esencial para optimizar el suministro.

Fruto de esta labor, las compras en pie suponen ya un tercio del total. Con estos datos, podemos señalar que un 70% de nuestras compras de madera se realizaron directamente al propietario y al pequeño suministrador forestal, sin pasar por los grandes intermediarios.

En el campo de la gestión forestal sostenible, en el que Ence es el referente nacional, hay que poner de manifiesto el éxito logrado por nuestra empresa en el impulso de la certificación FSC de masas forestales de terceros. Así, durante 2014, hemos logrado alcanzar más de 14.000 ha de eucaliptales certificados FSC, además de las masas gestionadas por Ence. Las compras de madera certificada en España aumentaron cerca de un 80%. También hemos seguido impulsando la certificación PEFC, el otro gran sello de certificación.

Como saben, la reforma eléctrica ha destruido la capacidad de la madera para cogenerar energía. Pero además, la llegada de nuevos productores de celulosa, muy competitivos y con costes de  madera muy bajos, nos exige a todos esfuerzo y colaboración para lograr un sector forestal más competitivo.

Por este motivo, durante los próximos meses seguiremos trabajando mano a mano con los productores de madera para afrontar los importantes retos del sector forestal. Sólo así ganaremos la batalla a la  plaga del Goníptero.

Paso a referirme a continuación a la evolución de nuestro negocio de celulosa cuyas cifras, se han visto también afectadas por el cierre de Huelva. A pesar de ello, seguimos manteniendo una posición privilegiada en Europa, donde continuamos siendo el primer productor de celulosa de eucalipto y nos mantenemos como segunda compañía por ventas en el continente.

Tengo que destacar que hemos aprovechado el cese de la producción de celulosa en Huelva para mejorar nuestra cartera de clientes. El nuevo mix comercial está haciendo posible optimizar la rentabilidad de nuestras ventas y reforzar la estrategia comercial de Ence.

Así mismo, vamos a seguir trabajando para obtener un mayor rendimiento de los nuevos tipos de celulosa que hemos colocado en el mercado. Podremos profundizar, así, en la diferenciación de nuestro producto y en la satisfacción de necesidades de nuestros clientes con mayor valor añadido.

Nuestras ventas de celulosa en el año 2014 se elevaron a 1.137.000 toneladas, lo que nos ha permitido mantener el liderazgo dentro de los segmentos tanto de tisú, que representa el 51% de nuestras ventas, como de especialidades, los de mayor potencial de crecimiento.

Un año más tenemos que destacar que Europa ––que constituye el mercado más atractivo del mundo para nosotros––, supuso cerca del 94% de nuestras ventas. Alemania 23%,  Península Ibérica 17%, Italia 16% y Francia el 9%.  

La producción de celulosa que salió de nuestras fábricas se situó en el año en 1.116.000 toneladas, un 12% inferior al volumen de 2013, debido al cierre de la fábrica de celulosa de Huelva en octubre.

Todos nuestros centros de operaciones disponen de las correspondientes Autorizaciones Ambientales Integradas y han renovado, un año más, la certificación de sus sistemas de gestión ambiental.

A la hora de referirme al Centro de Operaciones de Pontevedra, debo comenzar hablando de cuestiones ambientales.

Una empresa industrial no puede ser excelente hoy en día, si no es excelente en su gestión ambiental. Y la excelencia ambiental genera valor. Cada vez más. Nuestros clientes trabajan para consumidores cuya exigencia ambiental, a la hora de tomar decisiones de compra, es cada vez mayor. Para nuestros clientes, y para los clientes de nuestros clientes, la sostenibilidad es un valor añadido.

Podemos decir con satisfacción que en el año logramos una reducción próxima al 50% en el impacto oloroso de la factoría. Si en 2010 ese impacto desagradable fue de media de 140 minutos al día, en 2014 la media fue tan sólo de 3,6 minutos al día. Este avance está en consonancia con los registrados en todos los indicadores de calidad ambiental de nuestra gestión.

Y nuestro compromiso es eliminar definitivamente esos 3,6 minutos al día de olores desagradables.

En 2014, la fábrica de Pontevedra produjo  406.000 toneladas de pasta de papel totalmente libre de cloro. Supone un retroceso de un 3% con respecto al año anterior. El impacto de la huelga asociada al cese de la actividad de celulosa en Huelva nos impidió superar el registro de 2013.

En cuanto a los costes, el maltrato de la nueva regulación eléctrica a la generación con madera elevó nuestro cash-cost en Pontevedra hasta los 400 euros por tonelada.

Como saben, estamos haciendo los mayores esfuerzos para seguir reduciendo nuestro coste de producción. Pero en el caso de Pontevedra, será fundamental poder efectuar inversiones en equipos y tecnología para volver al rango de los 350 euros por tonelada. Esas inversiones serán activadas de inmediato, cuando aseguremos la prórroga de la concesión.

Permítanme una rápida referencia a la renovación de la concesión.

Como hemos tenido la oportunidad de escuchar en palabras del Presidente, recientemente hemos conocido importantes declaraciones en Pontevedra de líderes políticos, de varios partidos, de apoyo a la prórroga de la concesión de nuestra fábrica de celulosa gallega.

Tenemos por delante un gran reto. El reto de convencer a todos los vecinos de Pontevedra de que es  positivo que Ence siga en su actual ubicación.

Para ello, estamos preparados y nos comprometemos a poner progresivamente en marcha todo un conjunto de proyectos que permitirán garantizar la excelencia medioambiental de nuestras instalaciones.

Vamos a empezar con la ejecución de la nueva fachada de la fábrica para minimizar su impacto visual en la Ría. Todos ustedes recordarán el proyecto ganador del concurso que convocamos hace dos años. También quiero que sepan que estamos trabajando con una empresa puntera en tratamiento de aguas en una nueva depuradora que permita la reutilización de nuestra agua de proceso, minimizando el uso del agua del río Lérez y el efluente al mar. En cuanto olores, reiterar nuestro compromiso de su eliminación definitiva

Además, estamos dispuestos a demostrar que vamos a seguir creando riqueza, empleo y bienestar para la ciudad de Pontevedra y su comarca mediante singulares iniciativas e inversiones empresariales y sociales.

Y vamos a trabajar para que la renovación sea el momento para sellar un nuevo pacto con la ciudad de Pontevedra y su comarca. Somos una nueva Ence y podremos hablar de una nueva fábrica en cuanto podamos efectuar las inversiones de mejora necesarias.

Entonces hablaremos de una fábrica de más capacidad y más competitiva. El plan de mejora de nuestro Centro de Operaciones de Pontevedra también incluye, por supuesto, acciones de mejora ambiental que consolidarán la instalación como excelente en materia de reutilización de aguas y tratamiento de su efluente líquido.

Nuestra aspiración, en definitiva, es convencer a todos nuestros vecinos de que la decisión de nuestra permanencia es buena para Pontevedra y  es beneficiosa para todos.

Por lo que se refiere a nuestro Centro de Operaciones de Navia, como saben, se trata de la fábrica de mayor capacidad de Ence. También es la que más inversiones ha recibido en los últimos años. De ahí que sea la más competitiva.

Ence Navia produjo el pasado año cerca de 475.000 toneladas. La cifra supone un descenso del 2% con respecto al año 2013. Nuevamente tenemos que referirnos, al hablar de este descenso, al impacto de la mencionada huelga asociada al cierre de Huelva.

Una fábrica, eso sí, cuyas ventas se incrementaron en un 1% el pasado año. El Centro de Operaciones de Ence en Asturias vendió cerca de 480.000 toneladas de pasta de papel. Se trata de una cifra record. Y tanto nuestra política de inversiones en la fábrica como los esfuerzos en mejora continua están destinados a seguir mejorando ese dato.

Las principales magnitudes del Centro de Operaciones Navia también nos aportan datos muy claros acerca del impacto de la reforma eléctrica. Y de los avances logrados para mitigar ese impacto.

El coste de producción de una tonelada de celulosa en Navia fue de 285 euros en 2012. En el cuarto trimestre de 2013, el cash-cost había ascendido  a los 355 euros por tonelada.

Señoras y señores, entre los 285 euros de 2012 y los 355 de finales de 2013 sólo medió el Boletín Oficial del Estado. Y entre el dato de 2013 y el de 2014, median los esfuerzos de la empresa para adaptarse al nuevo marco regulatorio. El resultado fue una reducción del cash-cost en 2014 hasta los 345 euros por tonelada.

Por supuesto, no nos conformamos. Trabajamos para reducir, a medio plazo, el coste de producción en Navia hasta niveles cercanos a los 300 euros por tonelada.

En el aspecto ambiental, la estrategia de mejora, continúa dando sus frutos. La demanda química de oxígeno, el principal parámetro de calidad del efluente líquido de la factoría, se redujo en cerca de un 70% en 2014. Si comparamos con los ejercicios inmediatamente anteriores, esta reducción superaría el 90%.

Voy a referirme brevemente a los datos de Huelva. Como saben, la producción de celulosa en nuestra fábrica onubense cesó en el mes de octubre.

En 2012 necesitábamos dedicar 408 euros a la producción de una tonelada de celulosa en Huelva. Se trataba de un coste claramente superior al de las fábricas del norte. La diferencia provenía, principalmente, del elevado coste de aprovisionamiento de madera en el Sur.

Después de la reforma eléctrica, la situación se hizo insostenible. El cash cost de nuestra producción en Huelva en 2014 superó los 530 euros por tonelada, por encima de los precios de venta.

Por ello cerramos esta fábrica y centramos TODOS nuestros esfuerzos en Pontevedra y Navia.

El 12 de julio quedó definitivamente aprobada la reforma eléctrica, que derogó el marco regulatorio existente para la generación a partir de fuentes de energía renovable, cogeneración y residuos.

Tras la nueva definición tarifaria, ha habido que ajustar las ventas con carácter retroactivo desde el 14 de julio de 2013. Esto nos ha acarreado unas menores ventas de energía por importe de 6 millones de euros correspondientes al ejercicio 2013. Así mismo, la eliminación definitiva del régimen retributivo de los cultivos energéticos ha provocado el deterioro de estos activos  por un importe de 37 millones de euros, a sumar a los 27 de 2013: un total de 64 millones.

Otra consecuencia de la reforma eléctrica, ha sido la comentada radical e injusta reducción de la retribución a la cogeneración, y especialmente a la cogeneración con madera. De hecho, esta tecnología energética, tan importante para la competitividad de la industria española, se ha visto recortada hasta niveles muy inferiores a los de todos nuestros competidores.

Pero lo más incomprensible es que hoy en España se retribuya más la energía eléctrica cogenerada con gas, combustible fósil e importado, que la energía cogenerada con madera, combustible renovable y autóctono.

Por lo que se refiere a la evolución de nuestro negocio de energía, hay que señalar que la producción de electricidad de nuestras fábricas de celulosa se situó en 1.160 GWh, un 25% por debajo del registro de 2013, consecuencia, fundamentalmente, del fin de la actividad de cogeneración en Huelva.

En contraste con esta caída de la cogeneración en las fábricas de celulosa, destaca el fuerte crecimiento del 21% en las ventas de energía de nuestras plantas independientes de generación con biomasa. En este negocio alcanzamos un volumen de 454 GWh vendidos, frente a los cerca de 376 del año anterior.

Este crecimiento se explica por la entrada en funcionamiento de nuestra nueva planta de biomasa de Mérida de 20 MW, que alcanzó unas ventas de 106 GWh. Además, hay que destacar las ventas del complejo energético de Ence en Huelva, que superó los 348 GWh, una vez que completamos en noviembre las acciones operativas para poner en funcionamiento la planta de biomasa de 41MW, hasta entonces integrada en la fábrica de celulosa de Huelva.

Señoras y señores accionistas, paso seguidamente a informarles del cierre del difícil y complejo ejercicio 2014, cuyas cuentas sometemos a su aprobación en esta Junta General.

Las ventas durante el año se situaron en 688 millones de euros, un 19% por debajo de las registradas en 2013. Concretamente, las ventas de celulosa se situaron en 502 millones de euros, con una caída del 18% consecuencia de los menores volúmenes vendidos tras el cierre de Huelva y de la reducción del precio neto de venta en euros.

Las ventas de energía fueron de 172 millones de euros, un 26% inferiores a las de 2013, debido a la menor producción de Huelva y la limitación en las ventas de generación con biomasa con derecho a prima, marcada por la nueva regulación.

El EBITDA de Ence se situó en 44 millones de euros, frente a un EBITDA de 148 millones en 2013. El resultado neto de la compañía fue de pérdidas de  141 millones de euros, tras absorber unas provisiones no recurrentes por importe de 172 millones de euros, derivadas de la reforma eléctrica, pero que han sido fundamentales para devolver a Ence a los beneficios, como más adelante les comentaré.

Pese a este resultado negativo, tengo que destacar que el flujo de caja generado por las operaciones se elevó a 39 millones de euros.

Ence goza de una fuerte posición de tesorería: a finales de 2014 disponíamos de una  Liquidez de 172 M€.

Nuestra fortaleza financiera sigue siendo notable, a pesar del esfuerzo de saneamiento e inversiones acometidos en el año. Así, la deuda financiera neta con recurso se situó en 178 millones de euros y no tenemos vencimientos de deuda relevantes hasta febrero de 2020, fecha de vencimiento del bono de 250 millones de euros emitido en febrero de 2013.

Señoras y señores accionistas, llegado este punto de mi intervención creo que es el momento de valorar el desarrollo del plan RNC que les anunciamos en la junta celebrada el año pasado. Como resultado, tengo que confirmar, con satisfacción, que lograremos superar este mismo año 2015 el beneficio que teníamos antes de la reforma eléctrica.

Y lo vamos a lograr con un año de antelación sobre nuestras previsiones iniciales, gracias al esfuerzo inversor llevado a cabo y al realizado por el equipo humano de nuestra empresa, cuya entrega quiero reconocer y agradecer profundamente desde aquí.

Han sido varias las razones para tan rápida recuperación.

En primer lugar, tengo que volver a mencionar el proyecto de transformación de nuestra actividad en Huelva, que nos aporta una mejora a nuestro EDITDA de 40 millones de euros anuales. Por otro lado, las medidas implantadas durante el año para la reducción de costes nos han aportado unos ahorros en 2014 de 9 millones, que se elevarán hasta los 16 millones anuales a lo largo de 2015.

Además, durante el año hemos dado pasos significativos en la mejora de la competitividad de las fábricas de Navia y Pontevedra. Para ello, hemos llevado a cabo las inversiones con un retorno de 2 años para mejoras de eficiencia que anunciamos en la anterior Junta General. El importe de estas inversiones, que nos aportarán un importante salto tecnológico y competitivo, asciende a 17 millones de euros. Estas inversiones generarán ahorros anuales de 10 millones de euros.

Nuestro camino hacia el refuerzo de la competitividad de Ence y el impulso a nuestro beneficio no acaba ahí. Durante 2015 y 2016 destinaremos 26 millones de euros al programa de inversiones con retorno de 4 años. Este programa nos aportará un ahorro adicional de 7 millones de euros.

El plan de recuperación de competitividad se completa con el incremento de la capacidad de producción de la fábrica de Navia en 40.000 toneladas anuales. Esta iniciativa, que implantaremos en las paradas anuales de 2015 y 2016, requerirá una inversión de 30 millones de euros.

En resumidas cuentas, todas estas medidas nos proporcionan un aumento de nuestro EBITDA de 77 millones de euros y una reducción de nuestro cash-cost cercano a 40 euros por tonelada, y ello para siempre, independientemente del dólar o el precio de la celulosa.

Nuestras expectativas de mejora en el presente ejercicio también se ven reforzadas por la evolución del euro frente al dólar. La apreciación del dólar está impulsando los ingresos por ventas de Ence, dado que las operaciones en el sector de la celulosa están referenciadas a la divisa americana. Esto se está traduciendo en una significativa mejora del beneficio en 2015.

Así, por cada 5 céntimos de apreciación de la divisa americana, nuestros ingresos por ventas se ven incrementados en más de 20 millones de euros, con una repercusión directa en el beneficio de la empresa.

Otro factor que está contribuyendo a nuestra rápida recuperación, es el buen comportamiento de los precios de la celulosa en los últimos meses en Europa, y en el resto del mundo

Los precios están ofreciendo una progresiva mejora desde los 734 dólares/tonelada del último trimestre de 2014. De hecho, se han consolidado precios de 770 dólares/tonelada y hay ya subidas de precios anunciadas de 810 dólares.

Además, los principales analistas del sector esperan que durante el presente ejercicio se mantenga esta solidez de los precios, a la vista de la evolución de la demanda y la capacidad de producción prevista.

Señoras y señores accionistas, una vez que hemos vuelto a los resultados positivos, vamos a concentrar nuestros esfuerzos en seguir mejorando nuestros costes.

Vamos a poner todo nuestro empeño en extraer el máximo potencial de las inversiones de rápida recuperación que hemos realizado a lo largo de 2014, y que vamos a terminar de ejecutar durante el presente año.

El futuro de Ence va a venir marcado, por el crecimiento orgánico de nuestro negocio de celulosa, con el aumento comentado de nuestra capacidad en Navia, al que se unirá un aumento similar de nuestra fábrica de Pontevedra, una vez que se confirme la prórroga de su concesión.

Un futuro que también vendrá conformado por el crecimiento en generación con biomasa a través de la construcción y operación de nuevas plantas.

Nuestro negocio energético aporta ya cerca de 40 millones de euros anuales de EBITDA, que se han ido incorporando progresivamente a nuestro balance desde 2012, con la puesta en funcionamiento de Huelva 50 MW, Mérida 20 MW y Huelva 40 MW.

Tenemos la capacidad técnica y empresarial, la fortaleza financiera y el entusiasmo para ir mucho más allá.

Los proyectos energéticos que estamos abordando van dirigidos a mercados insulares con precios altos de la energía.

Y nos estamos centrando en países sólidos con crecimiento y sin riesgo regulatorio.

Señoras y señores accionistas. Podemos afirmar con satisfacción que hemos logrado volver a la rentabilidad en un tiempo record.

Agradezco el apoyo de todos ustedes a nuestro plan RNC para volver a los beneficios.

La reforma eléctrica impactó durísimamente nuestra actividad y  nos obligó a cerrar Huelva, y arrancar 12.000 has de cultivos energéticos asumiendo importantes pérdidas.

El equipo de profesionales de Ence está haciendo un esfuerzo titánico que ya ha dado resultados y que llevará a nuestra empresa a superar ya este año todas las anteriores previsiones de resultados.

Tras el plan RNC Ence va a ser una gran empresa competitiva, pese a tener una retribución a la cogeneración con madera de las más bajas del mundo.

Les puedo asegurar que en 2015 estamos viendo catapultados los resultados de Ence, incluso por encima de lo que les anunciamos en la pasada Junta General de Accionistas en la última presentación de resultados.

Señores accionistas, el año pasado y este a pesar de las duras circunstancias, hemos mantenido el dividendo porque sabemos que podemos hacerlo. Vamos a seguir trabajando para hacer crecer Ence, y para hacerla muy competitiva.

Muchas gracias por su confianza.

Buenas tardes.

 

Ignacio de Colmenares

4 La mejor energia renovable
6 Sostenibilidad Forestal
5 Lideres de Europa en produccion de Eucalipto
3 Galeria de imagenes
1 Buscador
boton contacto 2